¿Hacia dónde vamos?

Resulta que antes los buitres y aves carroñeras podían comer en cualquier lugar, en cambio ahora tienen que bajar a “buscarse la vida” a los pueblos. Este año rondaba un buitre a las dos de la tarde en los alrededores de Escalona.
La falta de alimentos influye en los hábitos de estas aves y hace tengan comportamientos poco conocidos por las personas.
Antes cualquier animal que moría era dejado en el mote, se tiraba por un desfiladero, una cortada o se enterraba (también dependía del tipo de muerte). Si se tiraba se hacía en cualquier sitio siempre que no molestase al resto de personas y no pudiese propagar alguna enfermedad. Era la propia naturaleza quien se encargaba de descomponer y aprovechar esta comida (la famosa cadena). Se limpiaban estos cuerpos sin que el hombre tuviese que intervenir.
Hoy esto no se puede hacer y las aves lo notan. Se te muere un animal por la causa que sea y debes seguir un protocolo…
¿Por qué? Sólo los políticos lo saben mientras que los ganaderos tienen que pagar para que una empresa venga a recoger estos animales y los encineren. Las tasas se acrecientan porque estas empresas (que no son de la zona) se tienen que desplazar desde lejos.
Reflexionemos…
La prensa ya ve lo que está pasando.
noticia 1
noticia 2
noticia 3
noticia 4

Print Friendly

Comentarios

¿Hacia dónde vamos? — 2 comentarios

  1. Reflexión: es difícil decidir correctamente cuando se está lejos del problema. Y está claro que los despachos están muy lejos de los campos, de los pantanos, de las montañas.
    Un apunte más y, por favor, que me corrija quién lo sepa con certeza: ¿no existían antes las ‘buitreras’, que tengo entendido que eran lugares donde se arrojaban los animales muertos para que la naturaleza (aves carroñeras incluidas) hicieran su ‘trabajo’?

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *