Día: 11 abril, 2019

Me enamoré

El domingo pasado tuve la ocasión de acudir a Boltaña, a Espiello, a ver el trabajo de Juan Carlos Somolinos. Ya se había presentado una semana y pico antes, el viernes 29 de marzo, pero por razones que no vienen a cuento no pude acudir. Su película lleva el título «Sobrarbe Son» y nos acerca a diferentes parajes de la comarca de Sobrarbe, un viaje musical conociendo grupos, del rico patrimonio de este tipo en nuestro territorio.

Me encantó, disfruté viendo la película.

Desde este blog quiero felicitar a Somo por su buen hacer. Seguro que no ha sido nada fácil, con los grupos, tiempo, los fragmentos escogidos, la idea general, el principio, los rodajes, la edición, etc.

El tiempo pasó rápido para mí en el cine y además e importantísimo, disfruté de lo lindo.

Navegando por Internet he visto que algo de lo que apareció ya está colgado, por lo que lo pongo y lo comparto para los que no pudieron ver nada o para los que quiera rememorar algo de lo proyectado, aunque seguramente los que no fueron no podrán saborearlo al estar un poco sin la línea argumental del trabajo.

¿Qué ha pasado?

Paseas por Aínsa y al pasar por el parque… vacío. No llueve, el calor ha desaparecido, pero donde suelen verse familias con niños, no están.

Sorprende, hasta que te dicen que han puesto nuevos juegos en el «Parque de las tirolinas» y es que no se llama así, su verdadero nombre es «Parque de los Nabateros (y con b, en aragonés, y como a ellos les gusta que se escriba).

La razón es clara, más espacio para correr, juegos más nuevos y menos peligro. Una muy buena idea.

Pero no se quedará así, me comentan que falta todavía algo, unos aparatos para hacer ejercicio, un arenero y más material para los pequeños.