El puente sobre el río Cinca une un mismo pueblo

Cada puente ha tenido su historia. Cada uno en su época ha cambiado en técnicas constructivas. En cada país, ciudad o pueblo son parte de su emblema, su símbolo. En el caso de Aínsa el nuevo puente sobre el río Cinca da la sensación que une Aínsa con algo más, que hace a este pueblo más grande, une lo que estaba unido casi por un hilo: el barrio de Banastón.

Siempre ha parecido que los del “barrio de Banastón” parecían que no eran tanto de Aínsa como los del cruce o los del casco Antiguo (¿menuda tontería no?). Si había fútbol estaban en otro equipo diferente al del cruce. En fin, estas obras unen más a los pueblos y los hacen más grandes no sólo en tamaño, también en sentimiento.

Esta obra parece ser que se ha terminado antes de tiempo y que se va a inaugurar el sábado día 23 (según parece llegará alguna autoridad), es decir este próximo sábado. Ahora se están acabando de realizar todos esos retoques pequeños que en ocasiones dan mucho mal y que son los que cuestan poco pero al final “cuestan mucho” (en tiempo). Todavía no hemos visto las escaleras que descendían desde el puente al río y que antes de las reformas allí estaban. Tampoco hemos visto una buena bajada por el muro con acceso a vehículos (que lo agradecerán los que se dedican a bajar con piraguas o cualquier tipo de deporte acuático). Tampoco pasos de peatones al recinto del mercadillo y uniendo las aceras…

En fin, creemos que todo se terminará y se hará y esperamos que quede precioso y esté al gusto de todos.

Este será el “Paquito” de Aínsa, como el San Francisco pero en pequeñito.

En esta web ya hablamos del puente en alguna ocasión. Enlace uno y enlace dos.

 

Print Friendly, PDF & Email