Éxito en la primera representación nocturna de La Morisma

En la Plaza Mayor de Aínsa volvieron a vencer los cristianos a los sarracenos en La Morisma, la representación que hacen los habitantes de esta villa cada dos años, y que en esta ocasión se hacía por primera vez por la noche.
Según muchos de los actores y opiniones generales, esta primera Morisma nocturna se puede calificar de exitosa, a pesar de que hasta última hora no se tuvo la certeza de poder realizarse. La climatología en ocasiones es así de caprichosa y con lluvia en el día de ayer e incluso a última hora, todo peligraba, cayó una tormenta una hora antes de la representación, pero la suerte quiso que parase y no apareciese más agua a partir de las diez menos diez de la noche.
Todas las localidades de las gradas vendidas, también las sillas, confirmaron el acierto, por lo menos en esta primera vez, de probar una edición de La Morisma por la noche.
La luz funcionó bien, con focos generales y también por momentos particulares, según el tipo de escena. Estos juegos de luces no volvió loco a nadie, ni se perdió el público con los actores.

Momento en la representación.
Momento en la representación.
El sonido, que dicho de paso, ha mejorado en los últimos años, fue casi perfecto, salvo en dos pequeños momentos que no funcionaron los micros y que con rapidez los propios actores en una de las veces solventaron el problema con un cambio de micrófono.
La carrasca este año se encendió a través de una tira de fuego aérea que simulaba un rayo, una original idea que acerca todavía más si cabe, la leyenda a la gente.
No faltaron en esta ocasión las clásicas “morcillas” coladas por los dichos, éstas hacen alusión a temas actuales de interés general o particular y son a añadidos personalizados a los textos de los propios actores, en esta ocasión llamó la atención la que hizo el mosen, con un guiño a la campaña de apoyo a la ELA, la esclerosis lateral amiotrófica, la del cubo de agua helada en la que se tira uno por encima para mostrar apoyo a la enfermedad. El cura se tiró el agua bendita por la cabeza, en lugar de intentar bautizar mojando al embajador moro, seguidamente pasó a nominar al Rey Moro, al Rey Cristiano y al Director de Central de Reservas. No sabemos si cogerán o no el testigo y si en caso de hacer el reto si lo harán caracterizados, pero eso ya es otro tema.
Además este año se ha homenajeado a dos participantes de La Morisma, a Pepe de “Casa Buerba” y a Antonio “el Zapatero”, dos personas que han estado y siguen estando muy vinculados a La Morisma, sobre todo por sus años en las que han aparecido. También se tuvo un especial reconocimiento para Antonio Puyuelo, quien nos dejó hace poco tiempo.
En esta ocasión también se vieron en algunos dichos caras nuevas, y han desaparecido dichos más nuevos.
La representación de este año comenzó un poco más tarde y duró casi dos horas, terminando a las doce y media de la noche.
Al final de la obra y a través de la megafonía se agradeció el trabajo de la organización, actores colaboradores y brigada municipal. También el apoyo de diversas instituciones y empresas que han apoyado. Se invitó a todos a una verbena en el castillo y también a las fiestas de Latorrecilla, y a los actores a un refrigerio también en el castillo.
CÁNTICO A LA CRUZ – EN LA MORISMA
Viva mil veces la Cruz
Viva nuestro Rey Gimeno
Viva la Villa de Aínsa
Que tanto le asiste El cielo
Viva el Reino de Sobrarbe
Muera todo el sarraceno
Viva para siempre Aínsa
Capital de este terreno
Pues solo fue la dichosa
Entre las demás del Reino.

Print Friendly, PDF & Email