Medidas provisionales

Ya se han evaluado los daños y se ha buscado una solución para que se pueda suministrar electricidad a los pueblos que se vieron afectados por la caída de las torretas de alta tensión en el Valle del Ara, a comienzos de semana.

De momento los pueblos son suministrados gracias a varios equipos electrógenos.

Juan Carlos Méliz, director de ERZ en Huesca de la zona, visitó in situ el terreno para socavar más información y ver los daños ocasionados.

La solución hasta que comiencen las obras de restauración de las pilonas caídas pasa por colocar  el tendido con un cable subterráneo de unos mil doscientos metros de longitud aproximadamente y así unir esta línea provisional con el resto de tendido aéreo que no ha sido dañado.

Hasta el momento las carencias de electricidad la salvaguarda los equipos electrógenos que ERZ ha colocado, ya que busca el reparar las torretas, pero en estos momentos la tarea es difícil ya que dependen de la meteorología. La idea es levantar las torretas en el mismo lugar donde anteriormente se ubicaban.

Print Friendly, PDF & Email