Nuevo protocolo que regula la utilización de embarcaciones

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha redactado un nuevo protocolo que regula la utilización de embarcaciones sin motor por ríos, lagos y pantanos de la cuenca del río Ebro.

Hay cambios importantes en relación al anterior. Las medidas son para evitar la expansión del mejillón cebra. Así se basan principalmente en la desinfección de embarcaciones, control de accesos, y otras.

Las normas de desinfección y limpieza afectarán a todas las embarcaciones que accedan a un embalse, a aquellas que cambien de emplazamiento o se trasladen fuera de una zona afectada por el mejillón cebra. Incluso se indica que, en la medida de lo posible, se evitará el acceso de hidroaviones a embalses que tienen esta plaga o que la han tenido anteriormente.

En lo que respecta al Sobrarbe, el embalse de Mediano cuenta con condiciones favorables y no cuenta con ningún tipo de restricción para la navegación a remo, a vela o a motor. Por otro lado uno cercano al Sobrarbe como el de El Grado sí tiene alguna limitación en cuanto a navegación con embarcación a motor.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el día 19 de junio las nuevas normas que restringen la navegación en el río Ebro y en sus afluentes y en embalses de la misma cuenca. Las medidas fueron aprobadas por CHE el pasado día 12.